sábado, 26 de diciembre de 2009

BOGAVANTES AL HORNO




1 Bogavante por persona, si no son muy grandes, sino, con medio es suficiente.
Partirlos por la mitad, a lo largo, de la cabeza a la cola, con cuidado de que no se pierdan los jugos. Esta operación ha de hacerse estando los bichos vivos, pero como yo soy incapaz, los dejo un día en el congelador, y así no me da yuyu partirlos

Precalentar el horno a 180º.

3 ó 4 ajos, perejil, sal, pimienta, aceite y un poco de zumo de limón, bien majados en un mortero, hasta que espese un poco. Pintarlos bien por dentro y un poco por las pinzas que cogen un brillo estupendo.

Introducir en el horno en una cazuela de barro y dejar asar durante una media hora aproximadamente. (Hasta que veamos que la carne coge consistencia, y lo de la cabeza ha cuajado). Hay que tener en cuenta que las pinzas son muy grandes y tardan un poco más que el resto.

3 comentarios:

Marian Quirós dijo...

oye guapina para la proima vez ue los prepares avisa que voy n un pis-pas ..
se ven xquisitos ay la boca se me hace agua

Alicia (canelona) dijo...

Que buena idea la del horno!! nunca he comprado esos bichos, y ahora me apetecen...

odili dijo...

jajajaaa,no sabia que eras tan miedica,mira que meterlos en el congelador a los bichos pa no matarlos.
bueno pos como te ha dicho marian la proxima avisa que nos plantamos alli en un pispas que a mi estos me gustan a morir.besossssssssss